CAFÉ


Uso interno - Estimulante del sistema nervioso central: Por su elevado contenido en cafeína, las preparaciones con las semillas de café se utilizan como un remedio habitual para estimular el organismo. De esta manera se usa para mantenerse despierto evitando la somnolencia, para estimular la mente y para aumentar la energía del organismo. Numerosos estudios realizados han demostrado que este componente mejora el rendimiento físico y mantiene la mente más despierta, especialmente en personas que estaban realizando algún tipo de trabajo que necesitaba concentración mental.  La forma más común de tomarla es mediante infusiones de café tostado ( tazas de café exprés por sistema de goteo o por disolución de café instantáneo) . Sin embargo, existen otras bebidas preparadas, como las colas, que también contienen el mismo principio. Menos frecuente resulta la ingestión de suplementos de cafeína que solamente deberían tomarse bajo prescripción médica. Hay que tener en cuenta que, además del café, otros alimentos o bebidas pueden contener también cafeína, como por ejemplo, el chocolate, el té ( especialmente el té negro), bebidas con cola y ciertos refrescos, bebidas de tipo deportivo, suplementos para perder peso, etc. Igualmente forma parte de medicamentos, como analgésicos o antihistamínicos. En todo caso, se recomienda que la ingestión diaria de cafeína no debería superar los 200 o 250 mg diarios, independientemente de la fuente de donde proceda. La lista siguiente muestra el contenido en cafeína de algunos preparados con café:   Contenido en cafeína de algunas bebidas con café  Café exprés 110 -150 mg  Café soluble instantáneo 40 -108 mg  Café tipo americano 70 - 90 mg   Mas información sobre las propiedades de la cafeína.   - Remedio para el dolor leve crónico : Según numerosos especialistas el café podría ser adecuado para el tratamiento de los dolores que no tienen una causa grave, los llamados dolores leves o precordiales. Son dolores pasajeros que, en la mayoría de los casos, desaparecen al cabo de unos días y que no deberían medicarse con analgésicos, según la mayoría de los especialistas, porque su uso indiscriminado puede producir efectos contraproducentes. Así, por ejemplo, el uso del café podría ayudar a tolerar dolores musculares, dolor de espalda o dolor de cabeza. La cafeína posee propiedades vasoconstrictoras que podrían explicar la propiedades analgésicas del café, al ser capaz de desinflamar los vasos pericraneales, que son responsables de la migraña. Tenemos que considerar otros componentes con propiedades analgésicas como el ácido cafeico, la escopolotina o la tiamina. Todo ello determina que la infusión de café pueda ser adecuada para el tratamiento del dolor, especialmente el dolor de cabeza. De hecho, en la medicina oficial, se utiliza la cafeína en la confección de medicamentos para el dolor de cabeza dado que este componente potencia los efectos analgésicos. ( Beber un café mezclado con el zumo de medio limón) ( Ver receta de café casero)  - Remedio para perder peso: El café posee muchos componentes con propiedades diuréticas ( principalmente cafeína, teobromina ácidos cafeico y clorogénico, calcio y asparagina). La capacidad que le otorgan estos principios para aumentar la diuresis favorecen el tratamiento de la retención de líquidos. De esta manera se utiliza como un remedio habitual en regímenes adelgazantes para combatir la obesidad. Por otra parte, su contenido en metionina le permite no solamente mejorar el mal olor de la orina sino que consigue acidificarla con lo que un uso prudente de esta bebida podría favorecer la resistencia del organismo a contraer infecciones urinarias. ( La forma mas habitual es tomar suplementos que contienen cafeína y otros plantas diuréticas, de acuerdo a las condiciones del prospecto y siempre bajo una supervisión del médico o especialista)  - Propiedades antioxidantes: El café contiene casi 30 compuestos con propiedades antioxidantes. Según estudios llevados a cabo por la Universidad de Pamplona ( España), la capacidad antioxidante del café es diez veces superior a otras plantas tan reconocidas como el té o el vino negro. Según esta investigación, resulta especialmente antioxidante el café preparado mediante el método de cafetera exprés, la cual también realza su sabor y aroma.  Anteriormente, otra serie de estudios ya había determinado la capacidad de esta bebida para eliminar los radicales libres, causantes de numerosas enfermedades degenerativas , entre las que se encuentra el cáncer. Se considera que son los fitosteroles (stigmaterol, beta-sisosterol, campesterol) los mayores responsables de su actividad antioxidante.                                                                                                                                                                                - Fiebre: La infusión de hojas de café resulta adecuada para reducir la fiebre. Las propiedades febrígugas del café le vienen otorgadas por el beta-sisosterol.  - Estimulante digestivo: Utilizado en dosis bajas, las infusiones de café resultan adecuadas para favorecer la digestión de los alimentos ya que incrementan los jugos digestivos y biliares. Por lo tanto una pequeña taza de café podría resultar conveniente en aquellas personas que presenten " estómagos perezosos". Un uso demasiado elevado o frecuente de esta bebida puede producir el efecto contrario, originando acidez, dolor de estómago, irritación intestinal, flatulencia, diarrea o estreñimiento, etc.    Contraindicaciones y toxicidad    Utilizado en cantidades moderadas, el café resulta adecuado para el tratamiento de ciertas anomalías corporales. Sin embargo, su uso resulta muy debatido por la facilidad como el consumo de esta bebida puede originar fácilmente efectos beneficiosos o perjudiciales. Entre los principales problemas que puede conllevar una ingestión inadecuada de café tenemos los siguientes:  - Nerviosismo - Insomnio - Taquicardia o irregularidad en el pulso cardíaco - Acidez estomacal. - Pirosis o gases .    Esto puede darse fácilmente cuando se superan las dosis recomendadas ( por encima de los 250 mg de contenido en cafeína al día - por encima de los 300 según otros especialistas) o cuando se utiliza en personas que presentan un tipo de anomalías corporales que podrían agravarse con el uso de esta planta.  En este último caso las personas que sufren de los siguientes problemas deberían evitar el consumo del café. Entre todas ellas tenemos las siguientes:  - Enfermos de úlcera  - Personas con hipertensión  - Personas que sufren arritmias  - Personas que han tenido un infarto desde hace poco.  - Personas que presentan dificultad para dormir.  - Personas ansiosas, o estresadas - Mujeres con síndrome premenstrual.  - Personas con problemas de hígado. ¿ El café durante el embarazo?  El uso del café durante el embarazo resulta un tema muy debatido. Se sabe que dosis elevadas de café pueden producir abortos o malas formaciones en el bebé y que las mujeres embarazadas que toman de 2 a tres tazas diarias de café tienen más probabilidades de tener bebes con poco peso. Por ello, se recomienda consultar con el médico o especialista sobre este tema.  ¿ El café durante la lactancia?  La cafeína contenida en el café podría ocasionar problemas en el bebé lactante si las madres toman cantidades elevadas de esta bebida. Se ha comprobado que la ingestión una media de 600 mg de cafeína diaria ( El equivalente entre 3 y 6 tazas de café) puede ocasionar problemas de nerviosismo, insomnio irritabilidad en los lactantes. Por lo tanto, en caso de lactancia materna conviene reducir al mínimo el consumo de café o consultar con el médico o especialista si la mujer lactante es una persona que suele consumirlo en abundancia.  ¿ Dependencia?  Esta es la principal arma con la que cuentan los detractores del café: La cafeína presenta poder adictivo, por lo que crea una dependencia que obliga a beberlo habitualmente. Se sabe que la persona acostumbrada a beber mucho café presenta ciertos síntomas de dependencia cuando lo deja bruscamente: dolor de cabeza, cansancio, dolores musculares, nerviosismo, etc. Naturalmente estos síntomas desaparecen al cabo de unos días o pueden ser evitados si se va reduciendo la cantidad bebida progresivamente. En este último caso se puede dejar de beber sin experimentar estos desagradables síntomas.  Los detractores del café creen que resulta peor el fenómeno de la tolerancia, es decir, la persona bebedora está obligada a consumir cantidades mas elevadas para que le produzca efectos parecidos. Esto se ve claramente en las personas no acostumbradas a beber café, las cuales se sienten animadas con una simple taza, mientras que las personas que habitualmente beben mucho café prácticamente no se dan cuenta cuando ingieren la primera taza.  Entre los partidarios y los detractores, existe una gran mayoría de especialistas y estudiosos que piensan que el uso de esta bebida en si misma puede tener efectos beneficiosos siempre que se tenga en cuenta un consumo responsable y sabiendo en que situaciones no resulta conveniente su ingestión. F:Botanical

TIPS

aceite acidez acné afrodisíacos aftas agotamiento albúmina alergia alzheimer amenorrea aminoácidos analgésico anemia anginas anorexia ansiedad antibacteriano anticancerígeno antidepresivo antiinflamatorio antimicrobiano antioxidante antiséptico arenillas arteriosclerosis articulaciones artritis asma astenia astringente bazo belleza betacaroteno bronquitis bulimia cabello calambres calvicie capilares catarros celiaquía celulitis cicatrizante circulación cirrosis cistitis ciática colesterol congestión conjuntivitis corazón cálculos cáncer cáncer de colon cólicos d defensas depresión depurador desintoxicante diabetes diarrea diarreas digestivo dismenorrea diurético dolor dolores de cabeza eczemas edemas encías enérgetico equinácea escarlatina espasmos espermatorrea estimulante estreñimiento estrés estómago expectorante fatiga fiebre flebitis forúnculos frigidez garganta gastroenteritis gastrointestinal gingivitis gluten gonorrea gota gripe gárgaras hemorragias hemorroides hepatitis hepático heridas herpes hidratos hipertemia hipertensión huesos humectante hígado ictericia impotencia inapetencia indigestión infartos infección inflamación inmunoestimulante insomnio intestinal intoxicación jaquecas labios laxante leucorrea llagas lumbago mareos medicina alternativa menopausia minerales MORAS muscular nervios neumonia neurastenia obesidad oftalmías osteoporosis otitis palpitaciones parásitos piel potasio presión proteínas próstata pulmonía quemaduras radicales libres relajación renal resfríos reuma rinitis riñones sabañones salud natural sarampión sedante sinusitis suavidad tiroides tiña tos triglicéridos tuberculosis tumor uremia uretritis vaginismo verrugas vesícula vitamina vitamina b vitamina c vitamina e várices vómitos ácido úrico úlcera úlceras
Búsqueda personalizada